Testimonios

Mi nombre es Rebeca Dwoskin, pero me conocen con el apelativo de (Becky), pertenezco a la Iglesia de Saint Andrews desde el año 2,000, perteneciendo al Ministerio de música, el coro, Cuando se inicia el MOPNH, Me gusto ser parte de este Ministerio porque su nombre lo decía: Orando por nuestros hijos y los hijos del mundo entero, sobre todo porque los muchachos de hoy en día están muy apartados de Dios, más me gusto que la persona que diera la autorización para que se creara este Ministerio, era el Padre Flavio Montes, sacerdote y mi confesor y amigo, Cuando se inició el Ministerio se los entregue a mis hijos porque estaba con muchos problemas emocionales y económicos, eso me llevo a tener 2 trabajos, ir al college para seguir creciendo como profesional y cantar en 5 iglesias, Oraba mucho y lo sigo haciendo. Pero el 2013 a causa de mucho trabajo, agotamiento, stress y mala alimentación, me llevo a permanecer en un hospital 3 meses, previa junta de los médicos con mis hijos, donde le comunicaron que solo un milagro podía salvarme porque no me funcionaba la medula espinal, necesitaba urgente trasplante de medula, pero tan grande era mi fuerza que constantemente oraba y tenía conversaciones en el hospital con el Señor, le rogaba que mi hijo el menor necesitaba todavía de su madre porque estaba inmaduro. Estando en el hospital mi hijo tomo la decisión de enrolarse en el ejército, tomo esta decisión pensando en mí, había dos alternativas que yo muriera o que quedara con una enfermedad crónica. El hizo esta decisión en el MOPNH, en la iglesia, donde el párroco le dio la bendición para salir donde lo había enviado el Señor. Pude salir del hospital y día a día recuperándome, mi hijo es veterano del Army y a su vez acaba de recibir su título de la Universidad de Kayser de Business Administración, y en la actualidad vive conmigo y es un excelente muchacho, responsable, con muchos valores, pero sobre todo con mucho amor a su madre, Él ha pasado a ser el proveedor de su madre. Dios, la Virgen y el MOPNH, fueron parte fundamental en mi recuperación por eso les doy las gracias todos los días de vida, por mí y la de mi hijo porque tomo el camino correcto y les agradeceré eternamente, gracias por ser oradora permanente, me llena el espíritu de poder servir a mis hermanos sobre todos los que tienen muchas necesidades, gracias por ser locutora de Radio Paz, porque sé que estoy transmitiendo amor en mis palabras y dando consuelo a muchos, gracias por ser portadora de una tarjeta de cumpleaños para muchos, que necesitan muchas veces una palabra de agradecimiento por  sus servicios y arrancarles una carcajada o una sonrisa, gracias porque a pesar de días con dolor o decaimiento tu no me abandonas, Tú me amas y sobre todo amas a mis hijos y los hijos del mundo entero.